¿Se puede reeducar un perro agresivo?

Dog Obedient

La respuesta es sí, pero aquí lo importante no es el qué sino el cómo; y, más aún, el porqué su mascota tiene un temperamento tan fuerte.

Perros incapaces de seguir instrucciones y que, incluso, han llegado a agredir a sus amos. ¿A qué se debe su carácter?

Según el veterinario Óscar Robert, es necesario considerar distintas razones.

Una de estas es la experiencia de vida de la mascota. Ocurre a menudo con los zaguatitos, que por lo general sufren traumas desde pequeños, ya sea por maltratos previos o por haber vivido en la calle.

Podría influir también la raza del perro, pues algunas son más temperamentales que otras.

“Los American Stanford, los Pitbull, son perros que fueron seleccionados, por carácter, para pelear. No quiere decir que todos sean agresivos, pero es un perro que, si lo acorralan, va a reaccionar mucho más rápido que otros”, explicó Robert.

Además de esas dos posibilidades, otro curioso factor podría estar causando irritabilidad en su mascota: una enfermedad.

“Hay enfermedades que producen mal carácter en los perros, como el hipotiroidismo”, asegura el especialista.

Este mal consiste en el lento funcionamiento de la tiroides, glándula endocrina productora de hormonas que controlan el ritmo de muchas actividades en el cuerpo. Al escasear esta glándula, el metabolismo también se ralentiza.

Otro padecimiento que podría crispar el ánimo de su mascota es la presencia de un tumor cerebral, añadió el experto.

Siempre con un especialista

Retomando la pregunta del inicio, el doctor Robert es enfático: “Sí, los perros se pueden reeducar, pero debe hacerlo una persona que tenga conocimiento para ello, porque no es fácil cambiarles el carácter”.

Ya sea un veterinario o un especialista en comportamiento canino que adiestre a la mascota y le comparta a usted tips para la crianza del animal, lo cierto es que la figura del especialista es fundamental.

Lo óptimo, enfatiza el profesional, es que trabajen en conjunto el veterinario y el adiestrador.

Muchas veces, en la revisión de rutina, el médico podría encontrar alguna enfermedad en la mascota que esté causándole ese mal humor, como citábamos anteriormente.

Un punto medular es que el amo también se “entrene” para educar bien al animal.
“Lo más importante es que la persona aprenda cómo manejar a su perro, cómo demostrar autoridad, cómo darle las órdenes. Quizás ahí sí sea importante que pida el consejo de un adiestrador acerca de cómo manejar al perro”, prosiguió Robert.

Una sugerencia es que saque provecho de la naturaleza canina.

“Lo más importante para un perro es tener un jefe. Les encanta que los manden, ser subordinados. Por eso la persona que los maneja debe tener carácter, que el animal realmente sienta respeto. No es lo mismo que yo le diga a un perro: ‘sit’ (sentado), a que le diga: ‘porfa, sit’”, concluyó el veterinario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

100 metros al este y 50 al sur de EPA, Curridabat. (506) 2225-0606 doctoresrobert@gmail.com Lunes a Viernes: 09:00 a.m. - 07:00 p.m. Sábados: 09:00 a.m. - 06:00 p.m.
A %d blogueros les gusta esto: